Por las calles alguien te podría acribillar...
La piedra de la gratitud
Veces y veces...
No se puede escapar de la mente.
Mi descanso y más.
El viento está asustado.
¿Quién te observa mientras delicadamente concilias el sueño tranquilo?
Que sería de todo aquello.
Realmente había soñado.
El señor Horst
me desmayo suave y dulcemente.
La sabiduría de las noches blancas.
Humo, aire, tiempo, amor y éxtasis.
El viento enamorado.
Mateo es Ateo!
Mi silencio ante tu cuerpo.
Tu Perfume.
Amador Contemporáneo.
Otoño Eterno.
Hoy te fuiste a las penumbras.
La chica de las penumbras
Dormir, soñar y tal vez morir.
Tu corazón enfermo está.
Morrissey Pyramus Candolle
Mis días en un manicomio.
El Hombre está enamorado del amor.
Peculiares encuentros en el tiempo distraído.
Y si volar no es conmigo, ¿con quién vas a volar?
Las gotas saben a tristeza
A veces sólo me ponía a pensar.
Teclas de nieve.
Stella!
Que osadía madre mía...que osadía.
amor y tiempo
Es inminente...
Torrente de agua.
La muerte está ausente.
Odiamos los hombres como tú.
Estamos locos, pero sólo por descubrir la verdad.
Mi árbol de frutos rojos.
Amor entre los dos.
Tan perdido como yo.
Cómo embaucar a una dama.
Yo quería ser peluquero.
Besé a la muerte.
Mi papá quiso morir en su tierra.
Carta sin remitente.
Lo digo yo que la tengo en frente
El día en que Carlos escaló el Éverest.
Auge y caída de una productora Pornográfica.
 
popup